Cualquier día puede ser acción de gracias.

gracias-004-30002

Hoy se celebra el día de acción de gracias , no en España , pero sí entre muchos de los que viven entre y con nosotros. Y se trata de un día y una celebración de la que podemos aprender mucho, y que puede ayudarnos en ese proceso de hacer de los más pequeños personas felices y plenas.
Insistimos mucho en los modales de los niños, en que aprendan a decir correctamente ola y adiós , que den las gracias y pidan perdón. Para que sen niños bien educados y bien “juzgados” ¿no? . Pero a veces pasamos por alto otro tipo de agradecimiento más profundo, más sustentador y más enriquecedor para sus vidas y su desarrollo.

Cuando somos conscientes de las cosas positivas que nos rodean , de las pequeñas y grandes cosas que otros hacen por nosotros, nos estamos vacunando contra el aislamiento , contra el negativismo, el darse por vencido y contra esa tristeza o deseperanza que no nos deja ver cuantas cosas estupendas están en nuestras vidas. Además cuando aprendemos a fijarnos en ese tipo de cosas y a agradecerlas , los demás suelen respoernos de igual manera, o al menos de manera parecida , lo que ayuda a mantener nuestro sentimiento de pertenencia, de cohesión y de colaboración. Nuestra autoestima también se ve reforzada porque sabemos que somos importantes para los demás y que lo que hacemos por ellos es valorado y reconocido.

Reservemos un día , un momento del día , la semana, el mes…para recordarnos todas estas cosas y para fomentar en los niños, y en nosotros mismos, este sentimiento de agradecimiento con mayusculas, para ser conscientes de todas esas pequeñas y grandes cosas que hacen maravillosa la vida. Vamos a llenarnos aunque sea por un momento del día de positivismo y vamos a enseñar a los niños a hacerlo.

¿Celebramos nuestro propio acción de gracias?
Feliz día para todos!

¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?

princesa
Hoy nos vamos a ocupar de los estereotipos en la infancia. Todos estamos expuestos, desde el momento en que nacemos a la presión social, a las expectativas que en torno a nosotros se crean y a la fuerza de los estereotipos culturales.
Entre adultos , solemos reírnos de lo perfectos que son los actores en los anuncios y consolarnos pensando ( y en ocasiones afirmando) que el photoshop está detrás de tanta perfección.
No nos gusta que nos creen la necesidad de ser la mujer perfecta, la trabajadora perfecta o la madre perfecta… y todo esto sin despeinarse. Me permitiréis que hable en femenino en este caso, sin desdeñar la presión a la que se ven sometidos los hombres, porque de eso…hablaremos otro día.
Las niñas , se encuentran profundamente inmersas en este proceso de adaptación , y en muchas ocasiones , encorsetamiento social y cultural. Parece que todas debieran sentir preferencia por las muñecas, por las princesas o por las cocinitas …
Afortunadamente , cada vez encontramos más juguetes y materiales no sexistas para que los niños incorporen en su haber , realidades más positivas para ellos y para la sociedad en su conjunto. Pero tristemente sólo hablamos de la punta del iceberg.
Muchas niñas no se ajustan al patrón de las princesas Disney , ni falta que les hace.( No vamos a centrarnos en el prototipo físico o comportamental que se proyecta tras estos “iconos” porque sería un debate largo y que no es la pretensión de este post. ) Y muchas de ellas , con el avance de los años se sienten mal por esa diferencia. Son tratadas de “marimachos” “poco femeninas”, “bruta
s…” en definitiva diferentes.
Avanzamos cada día, nos preocupamos de la inteligencia de los más pequeños, de sus competencias sociales y emocionales…pero muchas veces nos mostramos ajenos a estas realidades , porque en el fondo , nos hemos educado en las mismas , o parecidas, condiciones.
Pero como a pesar de todo esto, queremos mejorar la sociedad, gracias en parte a la oportunidad que nos dan los niños , vayamos más allá cuando hablamos de los valores de igualdad y de respeto e intentemos que los niños, y en este caso , las niñas , elijan que clase de princesas quieren ser.
Porque la felicidad de los niños , y la nuestra, tiene mucho que ver con sentirse libre para elegir cómo queremos ser y qué queremos proyectar de nosotros mismos en la vida.
Por eso hoy os recomendamos unos estupendos libros para que podáis leer con vuestros hijos o alumnos , y que seguro os darán la oportunidad de debatir con ellos y descubrir algo más de lo que piensan sobre estos temas “tan complicados”

¿Hay algo más aburrido qué ser una princesa rosa?
Raquel Díaz Reguera.
Thule Ediciones.

-Rosa caramelo.
Adela Turín
Nella Bosnia.
Ed. Kalandraka.

http://www.ducotedesfilles.org/es/anims/flashrose.html

Sonrisas de hospital

Hace un par de meses , en un congreso de psicología al que asistí, presentaron los resultados de un estudio, llevado a cabo en el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, sobre los efectos de los llamados “Payasos de hospital” en un grupo de niñ@s sometidos a intervenciones quirúrgicas o tratamientos invasivos , y sus familias. En aquel momento, me pareció una maravillosa idea y un “reconocimiento” a tod@s esos profesionales del mundo de las artes , la sanidad y la educación que deciden trabajar por la humanización de los procedimientos y procesos hospitalarios. Hoy he encontrado un árticulo sobre ese mismo estudio y no he podido volver a dejarlo pasar.
Partiendo del reconocimiento de mi ligera hipocondria , por lo que tal vez en mi mente el mundo hospitalario cuente con alguna connotación negativa extra , pensaba…si para un adulto se trata de momentos altamente estresantes y emocionalmente durísimos, cómo debe ser para el mundo de un niñ@. Y dándole vueltas a la realidad de tant@s niñ@s y tantas familias, se me ha ocurrido que presentároslo podía ser una buena idea.
Hasta el momento los estudios nos hablan de los beneficios de la risa , el buen humor y el estado de ánimo , en los tiempos de recuperación de numerosas dolencias, pero este estudio supone algo más. En primer lugar implica que alguien se ha tomado lo suficientemente en serio esto de la risa, aplicado a la recuperación y los procesos previos a la hospitalización de l@s niñ@s. Y además implica que si sus resultados son positivos (que lo son) ese alguien o cualquier otro con capacidad de acción y buen criterio, debería promover el aumento de estas iniciativas, porque se trata de algo más que de un entrañable acompañamiento, se trata de un proceso terapéutico .

Resumiendo los resultados del estudio, los datos mostraban que aquellos niñ@s que fueron acompañados por los payasos de hospital y sus padres, presentaron menores tasas de ansiedad previas a la intervención y durante los siete días posteriores a la misma. Además define y recalca perfectamente uno de los mayores beneficios de este tipo de intervenciones, que los payasos pueden adaptarse a la situación y a la realidad de cada niñ@ , porque su intervención, a través del juego y la distracción , siempre parte de la improvisación. Al leerlo me parecía tan obvio y a la vez tan olvidado ,eso de adaptarse a cada niñ@ y cada situación. Supongo que será porque los procedimeintos normales suelen dejar menos espacio para ese ajuste (tiempos, protocolos, falta de personal…) Lo cierto es que frente a porcentajes, como por ejemplo los de EEUU, donde este tipo de procedimientos se usan en un 33% de los hospitales, España se queda bastante atrás, con un 12%, generalmente por falta de profesionales, financiación y en ocasiones reticencias para su implantación.
No se si alguna vez habéis tenido la oportunidad de ver cómo trabaja este colectivo, aunque sea a través de un reportaje. Es realmente increible observar las reacciones de l@s más pequeños e igualmente conmovedoras las reacciones de sus padres, cuyo agradecimiento se aprecia en cada detalle de sus gestos. Viendo todo esto sólo podemos esperar que sigan prosperando y aumentando estos programas en los hospitales de nuestro país. Más risas por favor!!
-La sonrisa médica (Mallorca)
– Payasoshipal (Valencia)
– Saniclown (Madrid)
– Pallapupas (Barcelona)
– Tiritas Clown (Granada)
– Pupaclowns (Murcia)

Fotografía de página web sonrisas con magia.

Fotografía de página web sonrisas con magia.

Por cuatro esquinitas de nada

Uno de los valores fundamentales que debemos enseñar a nuestr@s pequeñ@s es la tolerancia. Cuando somos tolerantes con los demás , con sus puntos de vista , sus diferencias y sus realidades, somos capaces de convivir y cooperar de manera positiva. Además aprender el valor de la diferencia, nos ayuda también con nuestra propia autoestima. Intentar que tod@s nos comportemos de la misma manera, rindamos en los mismos campos, y veamos el mundo con los mismos ojos, nos separa de nuestra propia realidad. Es importante que l@s niñ@s aprendan a valorarse por lo que tienen de diferentes, porque generalmente eso es lo que les hace especiales y auténticos. Recordarle a un niñ@ sus virtudes , ayudarle a trabajar desde ellas y no focalizar tanto en las piedrecitas del camino, es un aprendizaje valiosísimo para toda la vida.

Y cómo podemos ayudarles en este camino?Como siempre decimos, lo más importante es ser sus propios modelos, enseñarles desde nuestros comportamientos del día a día a valorar la diferencia y a integrarla en nuestra vida como algo positivo. Las actividades, los juegos y l@s iguales harán el resto.

Existen muchos juegos y muchos cuentos que nos ayudan en este trabajo, seguramente el más conocido sea “El patito feo”, pero hoy quiero recomendaros uno muy especial que seguro que os gustará a niñ@s y mayores.

“Por cuatro esquinitas de nada”

j