Miedos nocturnos.

734924_522430011130530_634100136_n
Los miedos forman parte de nosotr@s y en gran parte son necesarios. Especialmente cuando somos niñ@s. Un niñ@ que no tiene miedo a nada es un auténtico peligro, aunque yo más bien diría que no es humano. Muchos de los miedos que experimentamos forman parte normal de nuestro desarrollo , cumplen una función en un momento determinado y generalmente desaparecen. Este suele ser el caso de los miedos nocturnos. Es normal que aparezcan entre los 2 y los 9 años. L@s niñ@s son capaces ya de empezar a imaqginar situaciones que no están presentes , que incluso no so reales, su imaginación se encuentra en plena ebullición…
Visto con los ojos de un adulto, puede que no tenga demasiada importancia, pero siempre que hablamos de miedos infantiles, debemos tener en cuenta que ell@s no son capaces de autorregularse todavía y que muchas veces no saben cómo expresar lo que sienten , ni cómo reaccionar ante estos sentimientos.
Es frecuente que aparezcan seres imaginarios y monstruos en sus camas y para algun@s puede llegar a ser una experiencia aterradora.
Lo más importante en estos casos es que intentemos ponernos en su situación, ver lo que les pasa desde su óptica para poder ayudarles.
Algunas cosas que podemos hacer para ayudarles son:
-No ridiculizar cómo se sienten, ni sus miedos, o dejarán de hacernos partícipes y dejaremos una innecesaria marca en su autoestima.
-No asustarle con historias de miedo,sobre todo para manejar conductas inapropiadas (que viene el hombre del saco…)
-Establecer rutinas y entornos agradables a la hora de acostarse.
-Contar cuentos o historias sobre la oscuridad y “los monstruos” positivos.
-Enseñarles a diferenciar entre lo real y lo imaginario.
-Ponerle nombre a lo que están sintiendo.
-Utilizar juegos como la gallinita ciega, primero durante el día y posteriormente con linternas…para “desdramatiza” y aproximarnos a la oscuridad desde el juego y como algo positivo.
-Evitar que vean películas o dibujos sobre seres mostruosos.
-Ofrecerle el consuelo que necesita.

En ocasiones estos miedos pueden aparecer o incrementarse ante situaciones de estrés o preocupación, como cambios en las rutinas, la llegada de un hermano, el inicio del cole…si es así investiga y atiende a estas preocupaciones, el resto descenderá simultáneamente.

Y….¡Buenas noches y dulces sueños!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s