¡¡A comer!!

imagesCAZYGSW7

Existen muchas dudas, tantas como niñ@s , madres y profesionales, relacionadas con el mundo de la alimentación infantil. Más allá de las dudas existen preferencias, creencias y estilos relacionados con la mejor manera de introducir los primeros alimentos más allá de la lactancia o la leche de sustitución. Hoy no vamos a hablar sobre cantidades o alimentos , si no sobre cómo hacer de este camino una experiencia agradable y un aprendizaje positivo. La comida está presente en nuestras vidas de forma irremediable, más allá de la simple necesidad de alimentación. Disfrutamos de ella y nos acompaña en nuestros grandes momentos y celebraciones. Del mismo modo que los primeros contactos sociales o los primeros acercamientos a los libros , la aproximación a la alimentación , llamémosla adulta, debe enfocarse como un medio para crear una buena relación entre los niñ@s y la comida. Están bien alimentados y sus necesidades alimenticias están cubiertas por la lactancia (o la leche de sustitución) , esta no es la finalidad primordial. Si partimos de ahí , podemos eliminar la presión de nosotr@s mism@s y de nuestr@s hij@s. La idea es que puedan experimentar y disfrutar descibriendo nuevos alimentos. Dejemos que establezcan sus propias preferencias, al menos en este momento. En los primeros momentos podemos ofreccerles cubiertos de distintas texturas, para que vayan trabajando su motricidad y acostumbrándose a estos nuevos compañeros. Más adelante podemos introducir pequeñas cantidades de comida o liquidos en ellas para que vayan probando y creando su propio universo gustativo. ¡Es increible observar a un niñ@ que prueba un alimento por primera vez! Dejemos que prueben los alimentos ell@s solos, cuando están preparados para hacerlo ell@s mism@s lo demandarán y si lo permitimos (a pesar de las posibles manchas y zafarranchos) estaremos poniendo un pilar fundamental para su posteior autonomía. Es importante ofrecer los alimentos, incluso los que a nosotr@s no nos gustan , pero no forzar a que se los coman todos, estamos experimentando, tengamos paciencia… A medida que su motricidad lo va permitiendo podemos jugar con ellos en la cocina, permitirles que manipulen masas,etc. O en su defecto podemos jugar con plastilina u otras texturas fuera de la cocina, también nos será útil.

Pero sobre todo, no asociemos la comida con chantajes o castigos, es una necesidad básica y además un placer, no perdamos la oportunidad de establecer una relación positiva. Y por último: No nos olvidemos del ejemplo que somos para ell@s, si tenemos una buena relación con la alimentación, los espacios para comer se respetan y se convierten en algo compartido y positivo, nuestr@s hij@s imitarán estas actitudes.

 

http://www.babyledweaning.es/2011/07/videos-de-olivier-toma-2.html

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s